SITIO SOBRE EL AONEKKO ‘A’IEN (TEH) o LENGUA “TEHUELCHE” DE LA PATAGONIA

¿De qué se trata este sitio?

Es un sitio donde voy a juntar y comentar materiales sobre la lengua aonekko o tehuelche, tehuelche meridional, ‘awko, patagona, tchon, o como se la llame. La comunidad que se preocupa por esta lengua hoy la llama aonekko, y así deberíamos llamarla todos. Quiere decir “sureño” en aonekko. Tchon quiere decir ‘persona’ y no se sabe de dónde viene la palabra ‘tehuelche’ (no, no es mapuche y no quiere decir ‘gente bravía’. No hay ninguna prueba de eso). Aonekko ‘a’ien quiere decir ‘habla sureña’. Aukko es la manera de llamar su lengua que tiene quien me la enseña, por ahora la única persona capaz de hacerlo.

¿Cuál es el motivo de este sitio?

Soy antropólogo y me ocupo de etnolingüística o antropología del lenguaje, es decir: me intereso en cómo se modelan las relaciones sociales a través de la lengua. Estudio y trabajo en la Universidad de Montreal (Université de Montréal), en Canadá. Uno de mis temas de investigación tiene que ver con, justamente, el valor de la lengua aonekko, sobre todo para las personas que se sienten aonekken/k.

Trabajo con la gente que habla, y con quienes quisieran recuperar esta (su) lengua. Los antropólogos tenemos acceso a materiales que ellos no. Este sitio quiere difundir esos materiales, y comentarlos brevemente. Es un sitio en construcción, y el contenido va a ir cambiando. Si me apuro a presentarlo es porque el trabajo de difusión es urgente, y porque creo que si encuentro algo interesante es mi obligación compartirlo.

¿Por qué no es privado?

Este sitio no tiene acceso reservado sencillamente porque los materiales que se publican no tienen acceso reservado. Es decir, cualquiera podría pedir prestados estos libros o conseguir estos artículos, al menos en teoría. El problema es que en general, quienes tienen acceso a esta información es porque están en alguna universidad, o son antropólogos, o lingüistas, o pertenecen a algún otra institución de poder. Además, hay que conocer algunas otras lenguas, porque no todo está en castellano.

Por otro lado, si de difundir se trata no tiene sentido ocultar las cosas. Las personas que tienen que decidir qué hacer con su lengua son los aonekkenk, no yo. Si ellos deciden que su recuperación no tiene que difundirse, así será. Por principio, entonces, los materiales que van a encontrar acá son cosas que ya están en circulación. Para volver a decirlo: en este sitio van a encontrar cosas que ya están en circulación para mucha gente, pero no para los directamente interesados.

El resultado de no difundir estas cosas recaería solamente sobre quienes no pueden acceder a ellas, porque los demás seguirían, como yo, yendo a la biblioteca de algún país rico y revisando lo que se les antoje.

Es por eso que voy a ir mostrando lo que vaya consiguiendo, y voy a ir traduciendo lo que pueda. La idea de construir este sitio es, justamente, intentar equilibrar un poco la construcción del conocimiento – una base para intentar equilibrar un poco todo lo que está desiquilibrado.

Javier Domingo

Departamento de antropología

Université de Montréal, Canadá.

 

Advertisements