Coronavirus en tehuelche

Circula “por ahí” este panfleto que me hicieron llegar varias personas. Me cuesta no reaccionar a algo así. Me preguntan y yo, ¿qué voy a responder?

No está en mi juzgar si el Estado argentino decide invertir en estas cosas en vez de, qué sé yo, comprar barbijos, medicamentos o alimentos. No puedo, sin embargo, dejar de decir que eso que aparece ahí está lejos de ser “tehuelche”. Es inútil inclusive intentar traducirlo (“vestir la parte de adentro del vino con dedos” o algo así), sencillamente son frases sin sentido alguno. Lo bueno es, justamente, que nadie las va a entender.

¿Cómo reaccionaría el público si el Estado escribiera algo supuestamente en inglés o francés, pero que en realidad es cualquier cosa? Estas cosas suceden por pensar en las lenguas de modo esencialista, y por olvidarse – siempre – que las lenguas no existen sin que alguien las use. Lo que debería hacer un organismo que tiene que ocuparse de estas cosas, es intervenir en las condiciones sociales que afectan el uso de la lengua, y no en la lengua en sí. En este caso todo es peor, porque ni siquiera la estructura está bien (“yo-cara-voy a salir-agua-con-polvo blanco“) Nadie lo entiende, y esperemos que nadie lo use, porque no significa nada. ¿En qué mejoran las condiciones sociales de los tehuelche este tipo de iniciativas, digitadas desde arriba vaya uno a saber con qué objetivo? Se está pasando por un período terriblemente difícil, ¿no hay maneras más serias de ayudar? ¿No hay tehuelches que necesiten otro tipo de apoyo?

¡¡????

Da lástima. A veces pareciera que todo el trabajo que se ha hecho con la lengua para que pueda ser usada fue sin sentido. No es extraño que las personas que recordaban la lengua se hayan rehusado a hablarla, si imaginaban que éste iba a ser el uso que se daría en algún momento. Lo más contradictorio es que este organismo es el que más hace hincapié en la idea de “lengua ancestral” y y en la de “recuperar raíces”. A las raíces hay que cultivarlas, con trabajo y con esfuerzo.

Se necesitaría, de un organismo del Estado que dice ocuparse de reparar las injusticias en la sociedad, una auténtica reflexión científica social para evitar las ironías de actuar, otra vez más, como un agente colonial. Mientras la lengua tehuelche siga siendo usurpada de este modo, el Estado va a seguir logrando su cometido de no comprometerse seriamente.

En fin: teek ma coronavirus ! (La puta que te parió, coronavirus)

E EU SH WERRNO IA

Yo me quedo en casa.

Este gesto tienen una gran parte de aquella actitud paternalista de subestimación que solemos denunciar en quienes se han involucrado con “lo exótico” (misioneros, agentes civilizadores y demás). Además, está hecho con muy poco para ofrecer (frases sin sentido en un panfleto). Para poder satisfacer la misión (política y misionera) que dice proponerse, se necesita una consideración más amplia y más sofisticada desde el punto de vista semiótico y social acerca de qué es una lengua. (adaptado de Silverstein, M. (1998), Contemporary Transformations of Local Liguistic Communities. Annu. Rev. Anthropol. 27:401-426)

 

One thought on “Coronavirus en tehuelche

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s