Los chicos de la canción kumbarikira y la idiotez humana

Dentro de todo lo que sucede alrededor de la recuperación de las lenguas indígenas, el video de algunos chicos cantando la canción Kumbarikira (parte en kukama y una parte rapeada en castellano) es algo de lo más lindo.

Conocí la canción gracias a Luis Enrique López-Hurtado Quiroz en un congreso sobre lenguas indígenas americanas en la Casa de las Américas de La Habana. Al terminar su presentación, mostró el video. No dejo de imitarlo cada vez que tengo que hablar sobre el movimiento de recuperación de lenguas.

A pesar de las incongruencias que aparecen en esos pocos minutos (gran parte de la canción está en castellano, los chicos usan ropa con palabras en inglés, la producción del video es alemana…), es una gran muestra del valor que estas lenguas tienen para ciertas personas, y ejemplifica su uso creativo. Los protagonistas (y, visiblemente, los autores de las letras) son chicos y chicas. Aparecen junto a ancianos y ancianas. Conozco pocos ejemplos más emotivos y más potentes para hablar de estos temas.

KUMBARIKIRA

Kumbarikira urupukira tsa kumbari utsu ukaima kurachi wiri tima tsa katupi tsa kumbarikira urupukira…

Sin embargo, circula en YouTube una “parodia”. Un grupo de personas perdió preciosos minutos de sus vidas para hacer una imbecilidad como la siguiente:

Imbecilidad humana: una “parodia” (?) de la canción Kumbarikira.

¿Cómo es posible que YouTube no deje mostrar un culo, por ejemplo, y le de espacio a esto? ¿En serio tenemos que entender esta burla a personas indígenas como parte de la “libertad de expresión”?
Por favor, hagamos campaña para denunciar este video. Que se diviertan con otra cosa, los motivos para tomarle el pelo a alguien no escasean.

2 respuestas a “Los chicos de la canción kumbarikira y la idiotez humana

  1. No hay que preocuparse por las parodias y no hay que prohibir difusión. Con solo fijarse los comentarios la misma población denigra a los “parodiantes”. Triste porque parecen ser utilizados como esos circos antiguos donde estaba la mujer barbuda, el hombre elefante o más acá, el hombre árbol.

    Me gusta

  2. Puede que tengas razón, pero creo que esa mirada valga sólo para nosotros. No sé hasta que punto eso le sirva a los chicos que hicieron ese video, ni a la gente de esa comunidad. La gente que sufre y ha sufrido la marginalidad y el desprecio merece mayor respeto, más si son niños y niñas. Me parece que el valor simbólico que tendría el hecho de quitar ese video de una red como YouTube puede ser muy importante, como una batalla ganada: algo así como un “ya basta”.

    Me gusta

Agregar un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s