Preguntas: lengua tehuelche y pueblo mapuche – b)

En las presentaciones del trabajo de documentación etnográfica de la lengua tehuelche que hicimos en Bariloche, Comodoro Rivadavia, El Calafate y Río Gallegos nos hicieron algunas preguntas interesantes. Por ejemplo, se insistió varias veces sobre esa idea que los mapuches son indios “que vinieron de Chile” y que fue sobre todo por esa “invasión” que la lengua tehuelche se fue perdiendo. Vamos a discutir algunos puntos de esas ideas.

Ya discutimos cosas que tienen que ver con la geografía humana. Vayamos ahora a las consideraciones lingüísticas. Pensar o decir que los “mapuches” acabaron con la lengua tehuelche es repetir dos grandes errores, que tienen que ver con el supuesto monolingüismo (un pueblo = una lengua) y con la confusión entre nombres de pueblos y nombres de lengua. Es decir, se piensa que los antiguos habitantes de la Patagonia deben haber hablado una sola lengua, y que esa lengua era la misma para todos. También se supone que hablar – por ejemplo – mapuche significa “ser mapuche”, como si hablar castellano trajera consigo automáticamente ser católico, tener la piel trigueña o comer tacos. Veamos estos errores por partes.

Las lenguas no son artefactos fijos, si no que son expresiones de grupos humanos. Cada grupo humano tiende a hablar de manera diferente. No podemos pensar que esa misma lengua era hablada en toda la Patagonia, eso no tiene ningún sentido desde el punto de vista antropológico. ¿Y cómo se mantenía, esa lengua? ¿Cómo se comunicaba alguien que vivía cerca de, digamos, Río Colorado, con otro que vivía cerca de Gobernador Gregores, y con un tercero que estaba por Esquel? ¿Por WhatsApp?

cepos lingüísticos de Italia

Acá vemos un mapa lingüístico de Italia. Es decir, un territorio de 300 mil kilómetros cuadrados, más o menos un cuarto del tamaño de la Patagonia. Frecuentemente la gente que vive en un pueblito habla de modo diferente a los del pueblito de al lado. En muchos casos, esas diferencias hacen que las lenguas sean mutuamente incomprensibles.

Real Academia Española, “limpia, fija y da esplendor”

Lo que hace que un enorme grupo de gente, como los italianos, los argentinos o los chilenos, hable una misma lengua es la estandarización de esa lengua. En general, de eso se encarga una academia, como la Real Academia Española (fundada recién en 1713).

Televisión italiana, años ’50.

Muchas veces, ni siquiera eso “alcanza” para estandarizar una lengua. La gente no cambia de manera de hablar porque alguien lo decida desde arriba, si no porque ciertas formas se prefieren a otras. En esto tiene mucho que ver la difusión de formas que son vistas como prestigiosas de la mano de instituciones como la escuela, la religión, la literatura escrita (masiva). En el caso del italiano, para dar un buen ejemplo, no fue la Academia della Crusca (fundada en 1582, la primera academia del mundo) la que impuso la lengua italiana para los italianos. En Italia se empezó a hablar italiano sobre todo gracias a la difusión de esa lengua por radio y televisión, recién el los años ’50.

Territorio patagónico

Al no existir un Estado ni ninguna institución en común entre todas las personas que habitaban la Patagonia, la lengua “tehuelche” (que tampoco tenía un sistema de escritura) sencillamente no pudo haberse hablado en toda la región – un territorio de más de 1 millón de kilómetros cuadrados. Esto vale para toda otra lengua, más bien. Está equivocado quien piense que pudo hablarse una misma lengua del Río Colorado a Tierra del Fuego. Tampoco puede tener sentido, como puede leerse en muchos lados, afirmar que la lengua “aonekko ‘a’ien” se habló desde el Río Santa Cruz hasta el Estrecho de Magallanes, como si al mojarse en esas aguas las palabras cambiaran de forma.

En segundo lugar, la idea que cada persona habla una sola lengua es algo, además de falso, muy reciente. La gran mayoría de las personas hablan más de una lengua cotidianamente. Es decir, la mayoría de la humanidad no habla una, si no muchas lenguas.

Mapa de Europa dividido en estados

Esa idea de “un pueblo = una lengua” es algo que aparece con la Revolución Francesa, y que se expande con el surgimiento de los estados modernos, de los países modernos. Entonces creemos que en Francia se habla francés, en Alemania se habla alemán, y en Rusia, ruso. Se asocia, como puede verse en el recuadro (“Cómo decir te quiero en diferentes idiomas”) directamente con un Estado – y con su bandera. En realidad, Estado y lengua son dos cosas muy distintas, si bien la lengua funciona hoy como un fuerte aglutinante social.

Cómo se dice ‘te amo’ en 50 idiomas diferentes

Sucede que estas visiones de una lengua = un pueblo son ideas modernas y occidentales que nada tienen que ver con la mayoría de las sociedades del planeta – y qué bien sería que tantos de mis colegas lo aprendiera de una vez. La condición común de casi todos los pueblos es el multilingüismo. Es un fenómeno nuevo que las personas reduzcan sus recursos lingüísticos a una sola lengua, como pasa en algunas partes de Chile o de Argentina. Esto, además, depende de qué es lo que entendamos por ‘lengua’. No hablamos de la misma manera en la escuela que con amigos, que con una persona que no conocemos. Desde el punto de vista antropológico, cualquier ser humano posee más de un registro lingüístico que podría llamarse ‘lengua’ si así lo decide un grupo de personas.

Usos de chilenismos en el diario ‘La Cuarta”

Las lenguas portuguesa y castellana se separaron en algún momento que los respectivos estados (Portugal y España) lo quisieron. El gallego es hoy una lengua distinta del castellano, como lo fue durante siglos, pero dejó de serlo durante un tiempo en que fue considerado “dialecto” (del castellano, o del portugués, según convenga). El serbo y el croato pueden ser la misma lengua si se quiere (pero no se quiere), y se escriben con alfabetos diferentes. Lo mismo sucede con hindi y urdu, con rumano y moldavo, y con tantas otras lenguas. De hecho, que en Chile y en Argentina se hable la misma lengua tiene más que ver con razones políticas que lingüísticas.

Carteles bilingües en España

¿Cómo hace entonces para comunicarse toda esa gente que habla lenguas diferentes? Muchas veces, manejan varias lenguas. Se pueden citar ejemplos de tribus amazónicas donde inclusive las personas están obligadas a casarse con alguien que hable una lengua diferente (algo que llamamos exogamia lingüística). También hay muchas personas que hablan alemán o quechua en sus casas, y castellano o portugués con el resto de la sociedad.

Gramática de la lengua Quechua, por Domingo de Santo Tomás, 1560.

Otras veces se usan lo que se conoce como ‘lenguas francas’, una lengua común entre varios grupos de personas que hablan lenguas distintas. El latín fue una lengua franca entre europeos que usaban también varias otras lenguas (y lo sigue siendo). El inglés es hoy la lengua franca más común. En algunas regiones, son lenguas francas el árabe, o el ruso, el mandarín, el hindi, el wolof. Lo fue el italiano hasta hace poco, para hablar en Italia.

Cuando los españoles llegaron a América, usaron algunas de estas lenguas francas – a las que llamaron “lenguas generales” para comunicarse y para difundir la religión cristiana. Es falsa, por lo tanto, también la idea que todas las lenguas indígenas fueron desplazadas por la Conquista. El náhuatl, el quechua, el guaraní se expandieron enormemente durante el período colonial, algo que ayudó a desplazar a numerosas otras lenguas nativas.

Manifestación por derechos lingüísticos
(tomado del blog wiñomapudungutuaiñ )

Si bien el mapuche o mapudungun nunca fue una “lengua general” como las definían los españoles, sí es cierto que fue convirtiéndose en lengua franca en un gran territorio. O, más bien, fue convirtiéndose en lengua franca una cierta variedad de mapuche, porque tampoco podemos pretender que exista una sola lengua mapuche (si bien las ideologías lingüísticas copiadas de los estados hacen que hoy así parezca). El mapuche gozaba de un gran prestigio por ser un pueblo que resistía al invasor europeo, y también su lengua. En segundo lugar (y esto es muy importante), la lengua mapuche tenía (y tiene aun hoy) una enorme importancia cultural e de identidad para sus hablantes. La importancia y la belleza de los parlamentos mapuches son conocidas gracias a numerosos testimonios.

Esa lengua “mapuche” funcionó durante mucho tiempo como lengua común en vastas zonas de las Pampas, la Araucanía, la Patagonia. Eso se debe al prestigio de esa lengua franca, que aumentó sobre todo gracias a las presiones de los españoles y, más tarde, los chilenos y los argentinos. Para comunicarse se necesita entender la lengua del otro. Una vez más, como había sucedido en las demás regiones de las colonias, los conquistadores privilegiaron una de esas lenguas para comunicarse mediante intérpretes y lenguaraces. Esto sucedió, dicho sea de paso, mucho antes de la Conquista del Desierto. Vaya un ejemplo: Rosas escribió (antes de 1852, más bien) un libro sobre la lengua “pampa” a partir de lo que hablaba gente en las tolderías cerca de Buenos Aires. Como puede verse descargando el archivo en este enlace, se trata de una lengua mapuche.

Todos estos temas son complejos, y requieren de más análisis que estos cortos párrafos. Sin embargo, esperemos que esta reflexión sirva para ayudar a discutir cuando se insiste en una sola lengua para toda la Patagonia, cuando se insisten con la idea que el tehuelche fue “desplazado” por el mapuche, cuando se insiste en la idea que los hablantes de mapudungun son mapuches. También esperemos que sirva para dejar de repetir que por hablar una lengua mapuche debieron dejarse de lado las demás lenguas (que, por lo que sabemos, eran muchas). No fue seguramente la lengua mapuche la que desplazó al tehuelche. No resiste al menor análisis pensar que aprender otra lengua hace olvidar la propia, ni las propias. Tampoco resiste a un análisis negar que esa lengua “mapuche” fuera considerada como propia por ciertos grupos de personas, más allá de si hablaban otra o no. En todo caso, lo que arrinconó a la lengua tehuelche no fue ninguna lengua mapuche, si no las ideologías lingüísticas que aparecieron con los estados, y que todavía hoy son mayoritarias.

Javier Domingo

Obra citada:

One thought on “Preguntas: lengua tehuelche y pueblo mapuche – b)

  1. ¡Más claro imposible!, Javier no me canso de agradecerte por aclarar ítems que por acostumbramiento no se dejan de repetir.
    Nakl.

    Me gusta

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s