El viaje y las palabras del Perito Moreno 1876-1877.

Schermata 2018-05-01 alle 22.07.52En 1876 Francisco P. Moreno hizo un viaje desde la desembocadura del Río Santa Cruz hasta el glaciar que hoy lleva su nombre. En ese viaje encontró grupos de aonekkenk con los que convivió.

Resultado de ese viaje es este libro, escrito mucho después y ya en Buenos Aires. Pueden descargarlo desde este

enlace : moreno f viaje a la patagonia austral

Hacia el final del libro, Moreno deja una lista de palabras en aonekko, recogidas en ese viaje de la boca de la gente que encontró en la zona.  Esa lista está incluida en el libro, en el enlace anterior, pero si te interesa verla separadamente, se puede bajar desde este

enlace : moreno lista de palabras

Advertisements

El viaje y las palabras de Musters 1869-1870

vida patagones musters tapa.jpgComo cada uno de estos artículos, este también es sólo un esbozo. Sin embargo, sobre el viaje de Musters hay tantas cosas dichas que no hace falta hacerle demasiada introducción.

Musters, un inglés nacido en Nápoles, de visita en las Malvinas decide hacer un viaje por el interior de la Patagonia. Hasta ese entonces el territorio había sido explorado prácticamente sólo desde la costa, a excepción de algunas misiones cristianas.  Musters, entonces, viaja hasta Punta Arenas donde organiza su viaje. Llega hasta la Isla Pavón y ahí toma contacto con un grupo de patagones (los que más tarde alguien empezó a llamar ‘tehuelche’). Lo invitan a ir con ellos en un recorrido que lo lleva durante un año por la Patagonia, desde lo que hoy es Piedrabuena hasta Viedma, pasando por Gobernador Gregores, Río Mayo, Senguerr, Tecka, Esquel, Junín de los Andes, Pilcaniyeu y toda línea sur rionegrina.

Se trata probablemente del mejor relato etnográfico del pueblo aonekkenk, donde se describen la vida cotidiana de la gente, y las aventuras del viaje. Son muy importantes también los comentarios de Musters sobre las relaciones este grupo con los demás (chilenos, ingleses, españoles, manzaneros, ‘patagones del norte’, argentinos, galeses).
En cuanto a la lengua, Musters no es muy explícito, pero sí muestra en algunos pasajes caracterizaciones que seguirán en el imaginario hasta hoy (el hablar bajo, casi susurrando, por ejemplo). Al final del libro, construido como un libro de aventuras mezclado a consejos de viajero (cuenta, por ejemplo, cómo hay que cocinar un puma para que la carne no sea dura), deja una serie de palabras y algunas pocas expresiones. Recuerdan un poco esas palabras que aparecen en algunos libros de viaje, para que uno pueda sobrevivir en un país donde no conoce la lengua.
La transcripción está hecha, obviamente, en alfabeto latino y hay que leerla con la pronunciación inglesa. La mayoría de esas palabras sigue siendo reconocible en el aonekko de hoy.

El libro, en castellano, se puede descargar en este

enlace : musters_vida entre los patagones

La lista de palabras se puede descargar desde acá :

enlace : lista de palabras Muster ingles y aonekko

 

Postales de la Patagonia

Schermata 2018-04-22 alle 18.08.33Este es un artículo que fue encargado en agosto de 2017 por un periodista del diario alemán Freitag, Christian Füller. Suele suceder que la gente quede fascinada cuando escucha que hay una lengua donde “queda una última hablante”.  Esta construcción (la idea de lengua como objeto o como tesoro, la idea de ‘hablante’, la idea de número) es algo que en nada ayuda a la gente que quiere hacer de la lengua una práctica social.

El pedido fue discutido en grupo y pareció una buena oportunidad para darse a conocer, y para juntar fondos. Cuando el texto estuvo listo, recibimos como respuesta del periodista que lo encargó que él “ya no trabajaba más en el diario”. Es decir, que el artículo ya no servía.
A pesar de que insistimos para que se encontrara un modo de publicarlo, no hubo respuesta. Es un caso más que muestra cómo los medios desconocen los intereses, las necesidades y hasta los sentimientos de la gente para la cual dicen trabajar. En este caso, la responsabilidad del periodista es mayor, porque fue él quien pidió que se escribiera algo.

De esa manera se pierde la construcción colectiva de un texto y el trabajo en conjunto. Las actitudes lingüísticas (los sentimientos y valores que cada comunidad tiene de su propia lengua) se ven seriamente afectadas por culpa de estas cosas. La confianza en los externos  (entre los que me incluyo) se pierde con razón, y no es fácil recuperarla.

Finalmente, el artículo fue publicado en abril de 2018 no en alemán, si no en francés, por la Universidad de Montréal, en Canadá.

Acá está el artículo en francés,

enlace : cartes_postales_de_la_patagonie_j_7

Al día de hoy (21 de abril, 2018) se puede leer en el sitio del departamento de antropología de la universidad :

http://anthropo.umontreal.ca/fileadmin/Documents/FAS/Anthropologie/Documents/5-Departement/Éditions/cartes_postales_de_la_patagonie_j_7.pdf

y acá, el artículo original con el encabezado en alemán. Algunas cosas del original ya no tenían sentido, y fueron cambiadas :

Patagonische Postkarten

 

Los trabajos (artículos) de Ana Fernández Garay

actas jornadas linguisticaLa lingüista argentina Ana Fernández Garay ha dedicado gran parte de su carrera a investigar la lengua. En esta sección pueden encontrar varios artículos científicos, en general dedicados a particulares aspectos del ‘tehuelche’.

En esta página van a encontrar algunos de esos trabajos. De a poco, los voy a ir resumiendo y comentando. Por lo pronto, pueden descargarlos desde acá.

en 2004 :

Garay, A. F. (2004). La dinámica del cambio en la estructura sintáctica del tehuelche o aoneko’a’jen.

enlace : Garay, F. A. (2004) la dinamica del cambio en la estructura del tehuelche

Garay, A. F., & Hernandez, G. B. (2004). I-a terminologia de parentesco entre los tehuelches o aonek’enk de la Patagonia Argentina. Anclajes, 155, 121-151.

enlace : Garay, A. F. (2004) terminologia de parentesco

Garay, A. F. (2004). Aspectos semántico-cognitivos de la posesión en tehuelche. Revista de Lenguas Indígenas y Universos Culturales Año 2004, núm., 2004(1), 43-59.

enlace : Garay, A. F. (2004) Aspectos semántico-cognitivos de la posesión en tehuelche

en 2007 :

Fernández Garay, A. (2007). Sistemas sintácticos en Tehuelche. International journal of American linguistics, 73(1), 114-125.

enlace : Garay, A. F. (2007) sistemas sintacticos

en 2010 :

Fernández Garay, A., & Hernández, G. (2010). Difusión de rasgos en Patagonia. In Actas del IV Congreso Internacional de Letras “Transformaciones culturales. Debates de la teoría, la crítica y la lingüística en el Bicentenario (pp. 307-313).

enlace : Garay, A. F. (2010) difuson de rasgos en Patagonia

en 2012 : 

Garay, A. F. (2012). Alineamientos en cláusulas bitransitivas del tehuelche. La linguistique, 48(1), 83-102.

enlace :  Garay, A. F. (2012) ALINEAMIENTOS EN CLÁUSULAS Garay, A. F. (2012). Alineamientos en cláusulas bitransitivas del tehuelche

Costa, M. E., & Garay, A. F. (2012). Influencia del español en el reportativo tehuelche. In Actas del IV Congreso Internacional de Letras,“Transformaciones Culturales. Debates de la teoría, la crítica y la lingüística en el Bicentenario”, Buenos Aires, Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (pp. 457-466).

enlace : Garay, A. F. (2012), Costa, influencia del español en el reportativo tehuelche

en 2014 : 

FERNÁNDEZ GARAY, A. (2014). Construcciones posesivas en lenguas patagónicas.

enlace : Garay, A. F. (2014) Construcciones posesivas en lenguas patagónicas

en 2015 :

Garay, A. F. (2017). La gramática tehuelche de Theophilus Schmid (siglo XIX). Revista argentina de historiografía lingüística, 7(2), 127-139.

enlace : Garay, A. F. (2015) la gramatica de Theophilus

Fernández Garay, A., & Regúnaga, A. (2015). Las categorías verbales en tehuelche y yagan.

enlace : Garay, A. F. (2015) Regunaga A. las categorías verbales en tehuelche y yagan

en 2017 : 

Garay, A. F. Subordinación locativa y modal en tehuelche o aonek’o? a? jen. Aspectos sincrónicos y diacrónicos. Lexis, 41(2), 403-424.

enlace : Garay, A. F. (2017) subordinacion

 

 

Doña Dora y sus animales tehuelches

jardin 15
Paulo Hidalgo y Claudia Flores con su hija en una charla en el Jardín de Infantes N. 15, Río Gallegos junto a Dora Manchado y su nieta, 13 de octubre de 2016.

Este es un artículo que se publicó la revista Langscape, de Terralingua, una asociación que apoya los movimientos de recuperación de lenguas. Pueden visitar el sitio acá :

http://www.terralingua.org

El artículo lo escribí en colaboración con Dora Manchado y con la ayuda de las personas que se nombran. Cada cosa escrita fue leída y releída para su aprobación. Hay que agradecer especialmente los comentarios de Adela Brunel, Hilary Spuhr y Paulo Hidalgo. Según dijo Dora, está muy bien que se haya escrito ‘así los chicos se acuerdan de las cosas antiguas’.

Se trata un poco de la dificultad de trabajar en documentar una lengua en condiciones de uso restringido, y de tratar de darle un espesor a cada palabra. Preguntar por una lista de palabras (en este caso, nombres de animales) no es documentar el uso de una lengua. La lengua no es un objeto que hay que guardar, es algo que se usa en un contexto – o no. Sin una ocasión real para usarla, la documentación se vuelve estéril. Sin embargo, el frágil estado del aonekko hace que a veces sea el único camino.

Por esos días hubo un trabajo de difusión en un jardín de infantes de Río Gallegos, y esa es la foto que se ve en el artículo, y acá a la izquierda.

kopolke foto bandera
Junto a los chicos de la comunidad Kopolke en su territorio, octubre de 2016.

Las fotos que se ven son propiedad de la comunidad Kopolke, de Paulo Hidalgo, de Dora Manchado y de la MEIB de Santa Cruz.

Pueden descargar el artículo original (en inglés) desde este enlace:

Dona Dora and her tehuelche animals_LangscapeWinter+2016

Acá tienen la versión traducida al castellano :

dora y sus animales tehuelches_traduccion

 

 

 

El diccionario de Beauvoir

diccionario beauvoir tapaEste es uno de los primeros diccionarios de la lengua. Se trata de unas pocas páginas que aparecen en el libro de José María Beauvoir “Los Shelknam, indígenas de Tierra del Fuego – sus tradiciones, costumbres y lengua – por los misioneros salesianos“, de 1915.

Ya vamos a comentar más cosas sobre este y otros trabajos. Por lo pronto, pueden descargar el material desde este enlace:

beauvoir diccionario tehuelche

¿Por qué dejó de usarse la lengua?

Por qué dejó de usarse la lengua aonekko no es algo fácil de explicar. Para hacerlo se necesita hacer una gran investigación.

Las lenguas cambian con el tiempo. Algunas dejan de usarse, otras nuevas surgen. Ese proceso existe desde siempre. Sin embargo, desde la colonización europea las lenguas autóctonas han ido retrocediendo de manera mucho más rápida. En los últimos años, bajo el fuerte impulso de la homogeneización cultural y el sistema económico global dominante, las lenguas desaparecen a un ritmo alarmante. Muchas comunidades dejan de usar su lengua y pasan a usar lenguas de mayor comunicación (como el castellano o el inglés).

En general, entonces, el abandono de una lengua representa un cambio social. Las desigualdades sociales son en gran parte responsables de este abandono.

 El territorio patagónico nunca fue conquistado por los europeos, que necesitaban terrenos fértiles o ricos en minerales, y gente que trabajara. La Patagonia era árida, fría, y los patagónicos no eran muchos. El drástico cambio en su forma de vida antes de la Conquista de la Patagonia por parte de Argentina y de Chile, la introducción de nuevas enfermedades y vicios (alcohol, azúcar, tabaco), los desplazamientos, redujeron aún más su número. La llegada de miles de inmigrantes que hablaban otra(s) lengua(s) fue determinante. El aonekko ‘a’ien fue abandonado, como también lo fueron otras lenguas – tanto autóctonas como inmigrantes – en favor del castellano, porque parecía el modo de integrarse a una sociedad, y a un mundo moderno y progresista.

Sin embargo, estas no son las únicas razones. Hablar de desigualdades y de poder sólo explica la mitad de las cosas.  Las lenguas no tienen el mismo valor para todo el mundo. Cada comunidad lingüística tiene sus propias ideologías y valores acerca de la lengua que usa. En antropología, eso se llama ideología lingüística. Cómo elaboran y usan la lengua las propias comunidades se llama actitudes lingüísticas. Para entender por qué se abandona una lengua en favor de otra es preciso hacer una etnografía, e intentar comprender esas cuestiones. De otro modo, puede hacerse mucho daño. Una observación que hay que hacer es, por ejemplo, para aprender una lengua no es en absoluto necesario abandonar otra. La enorme mayoría de este mundo habla varias lenguas todos los días, y eso no crea ningún tipo de conflictos.

Trabajo con el aonekko ‘a’ien desde hace un tiempo, y hay varias ideas que van apareciendo acerca del abandono de la lengua. Por ejemplo, parece claro que el aonekko se habla de una manera completamente distinta al castellano: en voz baja, sin hacer grandes gestos. Se usa en conversaciones de a dos o de a tres, pero no “en grupo” como suele hablarse el castellano (se piense en los grandes almuerzos de familia en Chile o Argentina, donde todos hablan con todos). Los valores asociados a las personas que hablan de esa forma (timidez, antipatía, feminidad) pueden haber hecho que los hombres prefirieran no usar esa lengua.

También parece evidente que hay un importante valor de respeto para los aonekkenk: no se habla en una lengua que los demás no comprenden. Podemos suponer que los aonekkenk evitaron el uso de la lengua en público como señal de respeto. De esta forma, además, puede parecer que se evita el estigma de ser indígena (que, por supuesto, no depende sólo de la lengua). Es frecuente, por otro lado, que la gente que no comprende una lengua piense que ‘están hablando mal’ de ellos si siente que se usa en su presencia. Para evitar estos malentendidos, prefirieron hablar castellano.

Otro aspecto fundamental para comprender estas cosas: para entender el por qué del abandono de una lengua es preciso conocerla. No todas las lenguas se abandonan por las mismas razones. En el caso del aonekko, hay muchas razones para suponer que la lengua no era altamente valorada por los propios aonekkenk. Un ejemplo son los sonidos ‘explosivos’ o ‘eyectivos’, que hoy los aonekkenk escriben con doble consonante (kk, pp, tt, qq). Quienes aprenden la lengua hoy, a menudo los evitan, aunque puedan pronunciarlos sin problemas. Los sonidos de una lengua nunca son ni lindos ni feos, es la idea que nos hacemos la que puede parecernos agradable o no. Es por eso que parte de la recuperación de la lengua va a pasar por apreciarla.

Artículo en construcción (como todo lo demás por acá)

 

De regreso de la feria: la primera vez que se graba y estudia la lengua aonekko.

coloioEl antropólogo Lehmann-Nitsche, como está explicado en el artículo ‘tehuelches’ en la feria…documentó la lengua de la boca de las tres personas que sobrevivieron al viaje de la comitiva que fue a la Exposición Universal de St. Louis.

Parte de ese trabajo fue publicado, y parte    quedó en forma de notas que Marisa Malvesititti (etnolingüista, de la Universidad de Río Negro, Bariloche, Argentina) se encargó de transcribir y publicar, en 2014 :  “Ahúnik’ənk’. Un vocabulario de la lengua tehuelche.
Pueden encontrar ese trabajo en este enlace:

malvestitti un vocabulario de la lengua tehuelche

En 2009, y gracias a la señalización de Malvestitti, Ana Fernández Garay viaja a Berlín para escuchar aquellas grabaciones, compararlas con las notas de Lehmann-Nitsche  y transcribirlas.

Una de las cosas interesantes del trabajo es poder leer lo que los propios sobrevivientes cuentan de su viaje a Norteamérica.

Las grabaciones parecen estar en muy mal estado, pero esperamos de todas maneras poder colocarlas en este sitio algún día.

El libro de AFG puede descargarse desde este enlace:

AFG 2009 Los textos tehuelches de R Lehmann-Nitsche

El diccionario Tehuelche-Español / Índice Español-Tehuelche, de Ana Fernández Garay (2004).

Schermata 2018-04-12 alle 20.12.07
Se puede descargar el diccionario (ver abajo)

Este diccionario , publicado en los Países Bajos (Holanda), en 2004…

La primera parte es un diccionario ‘tehuelche’-‘español’ (es decir, aonekko-castellano). La segunda, es un ‘índice’ del castellano al tehuelche. Es decir, no es un propiamente un diccionario, si no una lista de palabras castellanas cuya ‘traducción’ (entre comillas, porque raras veces puede ser exacta) podemos encontrar en los textos que trabajó Ana Fernández Garay.

Una tercera parte es una traducción de las palabras que aparecen en las notas de Suárez (ver artículo sobre las notas – en preparación). Esto quiere decir que AFG, con rigor y como corresponde, decidió no integrarlas al ‘diccionario’ porque no pudo corroborarlas ella misma.

 

Pueden descargar el diccionario desde este enlace :

fernandez_garay_ana_diccionario_tehuelche_espanol_indice_esp

“Tehuelches” en la Exposición de St. Louis (1904)

Schermata 2018-04-11 alle 22.55.25

Este es una traducción que hice del artículo del mismo nombre (pero en inglés). Es un capítulo del libro de PAREZO Nancy J. y FOWLER Don D. (2007): “Anthropology goes to the fair – The 1904 Louisiana Purchase Exposition” [La antropología se va a la feria – La Exposición de Venta de Louisiana de 1904], University of Nebraska.

Este capítulo habla en particular del grupo de tzonecas (‘tehuelches’) en la feria, pero hay otras referencias a ellos en el resto del libro. En los demás pasajes (que no traduje) la impresión es apenas un poco menos triste. Sin embargo, parece que de todos los participantes a esa ‘exposición’ los patacones eran los más felices cuando su trabajo terminó.

No es, desgraciadamente, el único caso de ‘tehuelches’ que son contratados para hacer espectáculo. A propósito : en este artículo pueden ver un pasaje donde se dice claramente cuánto les molestaba que los llamaran ‘tehuelches’.

De los que se fueron, sólo tres volvieron (los demás murieron en el viaje). En Buenos Aires, el antropólogo Lehmann-Nitsche grabó por primera vez la lengua. Esas grabaciones están en el Instituto Iberoamericano de Berlín (Alemania). Ana Fernández Garay desgrabó esas cintas y las analiza en su trabajo de 2009: ‘Los textos tehuelches de Robert Lehmann-Nitsche (1905)‘.

Cuenta Dora Manchado que su mamá quería mucho a Koloio y que a veces cantaba su canto (el de él) para recordarlo mientras esperaba que volviera.

Acá pueden descargar el artículo :

gigantes-en-la-exposicic3b3n-de-saint-louis

En 2006 Norma Sosa escribió un artículo acerca de los ‘tehuelche’ (repito: ¡a ellos les molestaba que se los llamara ‘tehuelche’!) en esa feria. Pueden descargarlo desde acá:

Sosa 2006-TehuelchesEnLaFeriaDeSaintLouisLouisiana1904-5008117

 

 

La gramática (“El tehuelche, una lengua en vías de extinción”)

Schermata 2018-04-12 alle 18.55.34
El libro puede descargarse desde acá (ver abajo)

 

¿Qué es una ‘gramática’?

En este caso, una gramática es una descripción de una lengua en un momento dado. Puede usarse como punto de partida para aprender una lengua.

¿Quién hizo esta gramática?

El trabajo está hecho por la lingüista argentina Ana Fernández Garay en 1998, cuando la lengua descripta no se usaba casi ya como medio de comunicación.  Describir una lengua en estas circunstancias es realmente un trabajo muy difícil. Para entender cómo funcionaba la lengua, juntaron personas que tenían una buena competencia, pero que vivían en distintos lugares (Gobernador Gregores, Camusu Aike, Río Gallegos). Se ponían a charlar (de modo no tan espontáneo) y así se podía analizar cómo se usaba la lengua.

Fue publicado por la Universidad Austral de Chile, que así la presenta:

Christos Clairis señala en el prefacio de la obra: “La descripción del tehuelche de Ana Fernández Garay marca un hito fundamental y decisivo en la historia de la lingüística fueguina. Los futuros investigadores de esta zona lingüística la considerarán para siempre como punto de referencia, pues, por fuerza de una penosa realidad, ha de quedar como testimonio último y más completo de esta lengua. Las pocas personas -algo más de una decena- que en el decenio del ochenta conservaban reminiscencia de su propia lengua habrán desaparecido con ella. Desde este punto de vista, la presente descripción ha constituido una real tarea de arqueología lingüística en la que se ha logrado, a través de las ruinas de una lengua, descubrir sus estructuras fundamentales en los niveles fonológico, gramatical y léxico”. Trabajo único en su género, el libro es una descripción integral de la lengua del pueblo tehuelche, un esfuerzo notable por entender la manera en que los grupos de la patagonia, en concreto los tehuelche, estructuraron su lengua, hoy por hoy muerta a causa de la pauperización colonial y postcolonial.
 ( http://humanidades.uach.cl/publicacion/el-tehuelche-una-lengua-en-vias-de-extincion/ 9/05/2018 )

¿C…

¿En qué consiste este material?

Es un ….XXX

¿Cuáles son los límites de una gramática?

Una gramática es como una fotografía de una lengua en un momento dado. Es un instrumento importantísimo. Sin embargo, no representa la lengua ‘viva’.

Siempre es ‘sobreproductiva’, es decir, nos dice qué frases son gramaticalmente correctas, pero nada nos dice sobre su uso social. Por ejemplo, una gramática del castellano permite decir :

  • son las cuatro y media
  • son las cinco menos media.
  • son las tres más una hora y media.
  • Es media hora más las cuatro,

pero sabemos que sólo la primera frase es correcta. Además, sólo es correcta si son las cuatro y media, y no si son las diez de la noche. Por otro lado, si son las cuatro y media va a ser más correcto decir “es la cuatro y media” que “son las diez de la noche“. Es decir, el uso de la lengua depende de otros factores.
Otro ejemplo es el uso de vos/usted. Las dos formas son correctas desde el punto de vista gramatical, pero no siempre son correctas desde el punto de vista social.

Un último ejemplo, si un hombre llega a una casa puede golpear la puerta y decir:

  • Hola, ¿está mami en casa?
  • Hola, ¿está tu mamá en casa?
  • Hola, ¿está la mami en casa?
  • Buenas tardes, ¿está su madre en casa?
  • Buenos días, ¿estaría su madre en casa?

La información (A quiere saber si la madre de B está en casa) es siempre la misma, pero de qué manera use la lengua (qué tono, qué inclinación del cuerpo, qué mímica) dependerá de muchas cosas (si encuentra un nene, si conoce la casa, si lo atiende una adolescente). Una gramática no nos puede dar estas respuestas.

En el caso del aonekko, todos estos datos sobre el contexto por lo general faltan.  De todas formas, la gramática de Ana Fernández Garay es un excelente punto de partida y unos de los pocos materiales serios que se hayan hecho hasta el momento sobre esta lengua.

Se puede obtener el libro desde este enlace :

Garay A.F.-El Tehuelche. Una lengua en vías de extinción